Pasar al contenido principal
Potsdam, Nuevo Jardín, Palacio de Mármol
Potsdam, Nuevo Jardín, Palacio de Mármol © (c) SPSG Marmorpalais Leo Seidel

Palacio de mármol

Un palacio a orillas del lago

El mármol silesiano y el ladrillo rojo confieren al Palacio de mármol su estilo romántico. A ello hay que añadirle su ubicación a orillas del lago Heiliger See.

​El Palacio de mármol domina el parque Neuer Garten de Potsdam, igual como lo hizo el Palacio Cecilienhof, que se construyó posteriormente y acabó relevando al palacio a orillas del lago Heiliger See.

El único palacio prusiano con estilo del clasicismo temprano

La diversidad arquitectónica de los palacios de Berlín y Brandeburgo es algo especial. Prácticamente ningún palacio se parece a otro. Los prusianos eran creativos y siempre estaban al día de las novedades constructivas: el Palacio de Charlottenburg de estilo rococó y el Palacio Cecilienhof de estilo Tudor son solo dos ejemplos.

A partir de 1787, por encargo del Rey Federico Guillermo II, Carl von Gontard construyó en el Neuer Garten un edificio cúbico de dos plantas con un monóptero en el tejado. Se trata del primer y único palacio real prusiano con estilo del clasicismo temprano. Las alas laterales rectangulares se añadieron más tarde, cuando el Rey consideró que el palacio era demasiado pequeño.

Residencia temporal de futuros emperadores

En la década de 1830, el Príncipe Guillermo —posteriormente, el Emperador Guillermo I— habitó el palacio con su esposa Augusta, pero se quedaron poco tiempo porque esperaban la finalización de su propio palacio, el Palacio Babelsberg. Otro Príncipe Guillermo —posteriormente, el Emperador Guillermo II— también vivió solo unos años en el Palacio de mármol: desde 1881 hasta su ascenso al trono en 1888. Los últimos habitantes fueron el hijo mayor del Emperador Guillermo y su esposa Cecilia. Ambos se mudaron a él en 1904 y lo abandonaron 13 años más tarde por el vecino Palacio Cecilienhof.

Casino Royal

Este palacio tampoco resultó inmune a los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Una bomba incendiaria alcanzó el ala norte y una granada dañó el edificio principal. Tras la guerra, los oficiales usaron los restos de la regia construcción como casino y museo del ejército.

Descubra los atractivos del palacio

Si mira a la derecha desde la terraza, descubrirá un pequeño templo en ruinas. Aquí se encontraba la cocina del palacio. Esta fue proyectada por nada más y nada menos que Carl Gotthard Langhans, el arquitecto de la Puerta de Brandeburgo. Los platos llegaban al comedor real por un pasillo subterráneo. El comedor real es otro lugar especial del Palacio de mármol. En las cálidas noches de verano, el rey cenaba allí con sus invitados y las puertas hacia el exterior abiertas de par en par.

Palacio de Mármol de Potsdam; Sala de la Gruta
Palacio de Mármol de Potsdam; Sala de la Gruta © SPSG, Foto: R. Handrick

Otra maravilla del palacio es su extensa colección de porcelana. Además, en él también pueden observarse motivos de la leyenda de los nibelungos.

Consejo a la hora de comprar la entrada

Si presenta un ticket de la Fundación de Palacios y Jardines Prusianos de Berlín y Brandeburgo (del Palacio de mármol, el Nuevo Palacio y la Galería de arte, excepto el ticket combinado sanssouci+), obtendrá un 25 % de descuento sobre el precio de la entrada de un día al Museo Barberini (válido 3 días) y viceversa.

Horarios

Öffnungszeiten (Zusatzinfos)

Abierto todo el año