Pasar al contenido principal
De compras por Kurfürstendamm
De compras por Kurfürstendamm © visitBerlin, Foto: Dagmar Schwelle

Kurfürstendamm

De camino de herradura a elegante bulevar

Teatros, cines, bares, restaurantes, tiendas de moda... Kurfürstendamm o Ku'damm es sin duda la Milla de Oro de Berlín.

Kurfürstendamm o "Kudamm", como se la conoce cariñosamente, es la zona de paseo predilecta en Berlín. Este bulevar de 3,5 km de largo va desde la plaza Breitscheidplatz, con la Iglesia Memorial (Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche) en Charlottenburg hasta la Rathenauplatz en Grunewald, donde comienza el barrio residencial de lujo de Berlín Occidental. Alrededor de la Breitscheidplatz se encuentran numerosas boutiques, tiendas y negocios. En las silenciosas calles laterales, como la Fasanenstraße, la zona de compras más elegante de la ciudad, se pueden ver lujosas boutiques y cafés en magníficos edificios de finales del siglo XIX. El Kurfürstendamm se edificó en 1542 como carretera elevada desde el Palacio Berlinés (Berliner Stadtschloss) hasta el Palacio de Caza Grunewald (Jagdschloss Grunewald), y se utilizó después como camino de herradura para el príncipe elector Joaquín II. El primer testimonio de la existencia del camino de herradura sin nombre es el "Plan géométral de Berlin et des environs", del ingeniero La Vigne, que data de 1685. Hasta 1886 no se terminó de construir la calle, y a partir de entonces pudo comenzar la continuación hacia el bulevar. En los años 20 el Kudamm se convirtió en un lugar de encuentro para intelectuales. Aquí se encontraban numerosos teatros, cafés y bares nocturnos, entre ellos "Marmorhaus" en 1913, el primer cine de Berlín. Hasta hoy el Kudamm es el bulevar de Berlín por antonomasia, y en él se han construido en los últimos años numerosos edificios. En 2001, por ejemplo, se abrió la nueva Kranzlereck. La esquina de Kudamm en el cruce con la Joachimsthaler Straße, un pecado de la arquitectura de los años 60, se derribó y se reconstruyó.

Kurfürstendamm tomó su nombre de los príncipes electores (Kurfürst), un miembro del Imperio Romano Germánico cuya función era elegir a los emperadores de Alemania. Estos príncipes electores solían conducir a través de este bulevar rumbo al bosque Grunewald para cazar. Hoy día está lleno de berlineses y turistas a la caza del último grito en moda y artículos de diseño o de las mejores gangas. Y así es cómo Kurfürstendamm se ha convertido en Ku’damm.

Kurfürstendamm es el bulevar de compras más conocido de Berlín y se encuentra en el corazón del antiguo Berlín Occidental. Seguro que disfrutará de un estupendo día de compras en sus 3,5 kilómetros que van desde la Breitscheidplatz y la Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche (Iglesia del Recuerdo del Emperador Guillermo) hasta la Rathenauplatz, donde comienzan las elegantes mansiones de Grunewald.

La Breitscheidplatz es donde comienza oficialmente Kurfürstendamm, antes de que la calle cambie su nombre por el de Tauentzienstraße, esta le llevará a Wittenbergplatz, donde encontrará las legendarias galerías KaDeWe.
 

Kurfürstendamm hoy: compras para todo el mundo

El bulevar comienza en la animada Breitscheidplatz. El Europa-Center en la Tauentzienstraße es fácilmente reconocible por el enorme símbolo de Mercedes situado en lo alto del edificio. Este centro comercial alberga alrededor de 70 tiendas, el teatro cabaret Stachelschweine y el centro de información turística de Berlín.

A lo largo del Kurfürstendamm verá las tiendas buque insignia de famosas marcas, tiendas de marcas internacionales y reconocidos nombres, y Karstadt, otro gran almacén, equiparable a El Corte Inglés en España.

En dirección a Halensee, desde Olivaer Platz en adelante, está menos concurrido, los escaparates son cada vez más elegantes y las tiendas incluso más exclusivas. Aquí encontrará boutiques de los mejores diseñadores y de marcas internacionales. Una magnífica restauración ha sido llevada a cabo en la Casa Cumberland, un espléndido edificio de principios del siglo XX.

 

Aquí encontrará más información