Pasar al contenido principal

Tomar café en un ambiente acogedor

En noviembre hay restricciones más estrictas en Berlín, por lo que los cafés están cerrados. Muchos cafés siguen ofreciendo servicios de entrega o de comida para ser recogida.

Después de haber visitado las atracciones turísticas de la capital alemana puede relajarse en una de las pequeñas cafeterías de Berlín. Ataya es un café-sala de estar vegetariano y vegano en Prenzlauer Berg, que siempre está lleno de comensales italianos y africanos. En Anna Blume, también en Prenzlauer Berg, disfrutará de un sabroso pastel o de un desayuno completo en un ambiente agradable, rodeado de violetas y rosas. La House of Small Wonder, ubicada en Mitte, parece un jardín botánico, con sus altos ventanales de cristal y plantas que cuelgan del techo. Podrá disfrutar de platos típicos americanos, franceses y japoneses.