Pasar al contenido principal
Synagoge Rykestraße in famous Kollwitzkiez in Berlin - Prenzlauer Berg
Synagoge Rykestraße interior view © Bezirksamt Pankow

Sinagoga Rykestraße

El Templo de la Paz

El segundo templo judío más grande de Europa ha sobrevivido al nazismo, a la Segunda Guerra Mundial y a la caída de los barrios de la época de los fundadores en la RDA sin apenas daños. La sinagoga más grande de Berlín, en el barrio de Kollwitz, ha salido reforzada de la historia.

La historia de la Sinagoga Rykestraße: otra sinagoga en Berlín

La expansión de la comunidad judía de Berlín a principios del siglo XX fue razón suficiente para construir otro gran templo en la ciudad. El arquitecto Johann Hoeniger diseñó el edificio de estilo neorrománico. En 1904, se inauguró después de tan solo 10 meses de construcción. La sinagoga de Prenzlauer Berg tiene espacio para 2.000 personas.

En el edificio de en frente a la Sinagoga Rykestraße también se puede aprender mucho. En un primer momento, el edificio se trataba solo de una escuela religiosa, pero en 1922 se instaló una escuela primaria y unos años más tarde la Escuela Primaria Privada de la Comunidad Judía. Lilli Henoch, plusmarquista mundial, enseñaba a los estudiantes en la sinagoga.

Con la llegada al poder de los nazis en 1933, las enseñanzas y principios de la Asociación de la Escuela Judía cambiaron. A partir de ese momento, lo importante era preparar a los escolares para realizar la aliyá y emigrar a Palestina, con el fin de protegerlos del régimen fascista.

Tras la Noche de Pogromos

La Sinagoga Rykestraße estaba en el punto de mira de los nazis el 9 de noviembre de 1938. Su ubicación en una zona residencial urbana ayudó a que la sinagoga no quedará del todo destruida en la Noche de Pogromos. Los terrenos colindantes no estaban en peligro, por lo que los nazis destruyeron el interior del edificio. En abril de 1940, los nazis tomaron el edificio. A partir de entonces, las fuerzas armadas lo utilizaron como caballeriza y almacén. Durante la Segunda Guerra Mundial, la sinagoga logró escapar de la lluvia de bombas sin sufrir daños permanentes en su estructura.

Reapertura

Después de una extensa renovación, el rabino Martin Riesenburger pudo volver a consagrar el edificio en 1953. Con la construcción del Muro y la división de Alemania y Berlín, la sinagoga se convirtió en el punto de encuentro de la vida judía en el Berlín Oriental. Ruth Golan y Kay Zareh dirigieron las obras de renovación que se llevaron a cabo a lo largo de tres años entre 2004 y 2007. El objetivo de la renovación era volver a hacer visible el estado original de la sinagoga de 1904. En 2007, finalizó el proyecto (financiado por muchos patrocinadores) y se puedo reabrir el templo con la recogida de los rollos de la Torá.