Pasar al contenido principal
Skizzenhafte abstrakte Kunstgalerie oder Museum
© Getty Images/JDawnInk

Museo del Silencio

Un lugar de meditación en medio de la capital

En las salas meditativas del Museo del Silencio puede encontrarse a sí mismo. Tómese su tiempo y deje que el ambiente de Nikolai Makarov trabaje para usted.

El Museo del Silencio es probablemente uno de los museos más extraordinarios de Berlín. El pintor ruso Nikolai Makarov lo concibió como un oasis de paz. En medio del barrio de Berlín-Mitte, en plena efervescencia. Primero se encontrará frente al apartamento de clase media alta de una casa de la época de los fundadores. No puede mirar adentro. Las ventanas están cerradas con protección visual roja. Entre en el edificio y se encontrará en habitaciones con paredes y techos de color rojo terroso. Las alfombras insonorizantes absorben hasta el más mínimo ruido. Está solo en silencio... y con las obras de arte.

La sensación del aquí y ahora

Las pinturas de Nikolai Makarov son casi transparentes e irradian tranquilidad. Al mirar sus imágenes sentirá este estado de ánimo. Como si solo hubiera aquí y ahora, nada más. Makarov interpretó esta valoración de sus admiradores como una oportunidad, por lo que fundó el Museo del Silencio en 1994, siguiendo la famosa capilla de Mark Rothko en Houston. Contemplación, tranquilidad, contemplación meditativa, reflexión, silencio y profundidad; pasará por todos estos estados de ánimo cuando se tome un tiempo aquí. Una alternativa a la inquietud y tensión interna. Para el mismo Makarov es un sentimiento de eternidad. En la primera sala verá pedestales blancos con siete modelos arquitectónicos; ideas para otros lugares de silencio de arquitectos como Stephan Braunfels, Michael Marshall y Franco Stella. Sergei Tchoban, por ejemplo, presenta una sala completamente redonda que parece iluminada como una bola de cristal. Es posible que pronto pueda entrar a estos lugares inusuales en tamaño original. Proceda al corazón del lugar: la sala del silencio. Aquí, el artista solo muestra una imagen: un paisaje abstracto en la técnica de grisalla. Frente al cuadro, que ocupa toda la pared, hay un sencillo banco de madera. La luz es tenue, crea sombras y forma parte de la obra de arte. Poco a poco se sentirá descansado y completamente a gusto en el aquí y ahora.

Lo que puede encontrar en el Museo del Silencio

  • Pintura de Nikolai Makarov en la técnica de la grisalla
  • Modelos arquitectónicos de posibles espacios de silencio
  • Sala en un color rojo terroso meditativo
  • Luz relajante y calmante
  • Silencio

Arte contemporáneo en los alrededores

A solo 300 metros a pie del Museo del Silencio, está el KW Institute for Contemporary Art. El historiador de arte y gerente cultural Klaus Biesenbach fundó el Kunst-Werke en una antigua fábrica de margarina en los años noventa. En exposiciones cambiantes, el museo muestra las últimas tendencias de la escena contemporánea global. En los estudios, se crean obras comisionadas y los artistas experimentan con nuevos recursos estilísticos. En 1996, el KW fundó la Bienal de Arte Contemporáneo de Berlín, que se ha convertido en una institución cultural puntera. Desde 1969, la asociación de arte nbk Neuer Berliner Kunstverein se dedica también al arte contemporáneo. Desde el Museo del Silencio hasta la Chausseestraße hay a diez minutos andando. Quienes exponen en las instalaciones de la Kunstverein son, sobre todo, artistas jóvenes berlineses, incluidos estudiantes y becarios. Una característica especial es el Artothek, un concepto de «arte para llevar». Aquí usted puede tomar prestada una de las 4000 obras para la pared de su sala de estar hasta seis meses. También hay una colección de videoarte internacional de todos los géneros. Con más de 1600 obras, es una de las colecciones más grandes de Alemania. Entre los artistas conocidos de la etapa inicial se encuentran Bruce Naumann y Nam June Paik.

Nuestros consejos para su visita

Se puede llegar al museo fácilmente por transporte público. Coja el metro U6 hasta la parada Oranienburger Tor. Alternativamente, puede tomar el S-Bahn (tren suburbano) S1, S2 o S25 hasta Oranienburger Straße. Desde ambas estaciones solo debe caminar un cuarto de hora. Si prefiere ir en coche, tiene disponible aparcamiento en la Luisenstraße, al lado. La entrada al museo es gratuita.

Horarios de apertura

Dienstag bis Sonntag 14:00 – 19:00