Pasar al contenido principal
Computerspielemuseum
© Jörg Metzner/CSM

Computerspielemuseum (Museo de los Videojuegos)

Un museo no solo para nerds y freakis

El Museo de los Videojuegos en Berlín orbita alrededor del desarrollo de En el Museo de los Videojuegos descubrirá mundos virtuales, los juegos de sus días de juventud e incluso los de sus padres y abuelos. De la mano de clásicos todavía funcionales, rarezas y mucha información, viajará a través de la cultura e historia de los videojuegos. La mayoría de juegos todavía pueden jugarse, hasta los originales y los juegos icónicos más raros. Sumérjase en una de las mayores colecciones de videojuegos de los años 70 del siglo pasado. Y siga las huellas de su desarrollo, puesto que su evolución se produjo de una manera tan rápida y multifacética, que resulta interesante hasta para quienes no son aficionados a este entretenimiento.

Vectrex mit 3D Brille
Computerspielemuseum Berlin © Jörg Metzner/Computerspielemuseum

La evolución de los videojuegos: del pasado hasta el presente

Con una exposición permanente desde el año 1997 hasta el 2000, el Museo de los Videojuegos ha conquistado el mundo cultural de Berlín. Después de varios años de mera presencia online, en 2011 se inauguró la actual exposición permanente. Ahora el museo ocupa las salas de un edificio histórico protegido en la Avenida Karl-Marx-Allee, que por fuera está construido en el despectivamente denominado «estilo pastelero» y por dentro alberga clásicos como Atari, Nintendo, Sega y cia.

La exposición cuenta con más de 300 muestras, aunque en el archivo se guardan miles más. Entre los objetos destacados figuran la tragaperras Poly-Play de la RDA, la PainStation, el Pong y el legendario Nimrod de 1951. Este dispositivo se considera uno de los primeros videojuegos y tenía 480 tubos de vacío. No se pierda tampoco la cultura de los juegos, lo que se conoce como la cultura Gaming, que se desarrolló en el seno de los hogares de los jugadores. Juegue en salas de estar decoradas fielmente al estilo de la época con la Atari de los años 70, con la C64 de los 80 y con la primera Playstation de los 90. Además, en una sala de juegos al más puro estilo ochentero podrá apostar con las máquinas recreativas Arcade originales. Y si prefiere algo un poco menos interactivo, puede escoger entre más de 150 vídeos para descubrir más sobre la cultura de los juegos digitales. Otra experiencia que suele resultar sorprendente son las exposiciones especiales, que cambian a menudo. Aquí podrá ver juegos nuevos y antiguos, todos con un tema común, pero a pesar de ello resultan en una mezcla a menudo inesperada.

Aspectos destacados del Museo de los Videojuegos

  • La sala Arcade con clásicos como Asteroids, Space Invaders y Frogger
  • Salas de estar decoradas al más puro estilo de los años 70, 80 y 90 del siglo pasado
  • Tragaperras Poly-Play de la RDA
  • Una réplica del Nimrod, uno de los primeros videojuegos del mundo
  • PainStation – no Pain, no Gain (a partir de 18 años)
  • Wall of Hardware con más de 60 ordenadores y consolas
  • Muro de hitos interactivo
  • Exposiciones especiales temporales

Más atracciones cerca

Cerca del Museo de los Videojuegos se encuentra el Teatro Criminal de Berlín. En el edificio del que antaño fuera la subestación del este se pueden vivir hoy en día emocionantes veladas a la zaga del asesino. El programa de actos incluye verdaderos clásicos del género. Al sur del Museo de los Videojuegos, directamente a orillas del Spree, se encuentra la East Side Gallery. Este es el tramo más largo conservado del antiguo Muro de Berlín y está decorado con 101 murales, entre ellos el famoso beso fraternal entre Honecker y Breschnew.

Consejos para su visita

El Museo de los Videojuegos se encuentra a tan solo 100 metros de la estación de metro Weberwiese. Hasta ella se llega con la línea 5 del metro desde la estación central de trenes, desde la avenida Unter den Linden y desde la Alexanderplatz. Como alternativa también se llega con las líneas de autobús 240 y 347.

Además de descuentos para niños y estudiantes, también ofrece descuentos para familias. Con la Berlin Welcome Card obtendrá un 25 % de descuento. En la tienda online de entradas oficial del museo encontrará las diversas entradas disponibles.

El edificio abre a diario de las 10 de la mañana a las 8 de la tarde. Después de las 8 se transforma en un local para organizar fiestas de empresa o veladas especiales.

Información para clases de escolares

Las clases de escolares pueden visitar la exposición por tan solo cuatro euros por persona. Las profesoras y profesores entran gratis. Rogamos se registren 24 horas antes de su visita y traigan la confirmación por escrito.

Entradas

Horarios de apertura

tous les jours 10:00 – 20:00