Pasar al contenido principal
Tropenhaus im Botanischen Garten Berlin
Botanischer Garten visitBerlin, Foto: Wolfgang Scholvien

Jardín Botánico y Museo Botánico

«El mundo en un jardín»

Un mar de flores en verano y noches tropicales en invierno: en el Jardín Botánico de Berlín florecerá usted durante todo el año.

Plantas de pantano y acuáticas, árboles americanos, plantas leñosas y rosáceas, un invernadero tropical de estilo modernista y un jardín italiano: en 1889, Adolf Engler, el primer director del Jardín Botánico de Berlín, tuvo la idea de reunir «el mundo en un jardín». Hoy en día, este jardín botánico es uno de los más importantes del mundo. En sus instalaciones florecen 20 000 especies vegetales de todos los continentes y en él uno puede sentirse como Gulliver, puesto que el visitante se adentra en un bosque alemán y al salir dista tan solo unos pasos de los Alpes, el Cáucaso o el Himalaya. Igual como usted, alrededor de medio millón de visitantes al año disfruta de este especial ambiente.

Desde arboreto hasta invernadero tropical: el Jardín Botánico de Berlín

El Jardín Botánico de Berlín se erigió entre 1897 y 1910 según los planos del arquitecto Alfred Koerner y ocupa 43 hectáreas por las que pasear y aprender. El recinto lo componen tres áreas: el arboreto (una colección plantas leñosas y rosáceas), la exposición de formaciones vegetales de todos los rincones de la Tierra y el departamento sistemático con alrededor de 1500 tipos de plantas.

El famoso invernadero tropical, ubicado en el extremo este del jardín, es todo un exponente de la clásica arquitectura en acero y cristal del siglo XIX. Su edificio de estilo modernista se yergue 25 metros sobre el suelo y está flanqueado por otros 14 invernaderos de exposición.

Por cierto, el Jardín Botánico de Berlín es digno de ver durante todo el año, no solo en verano. En invierno, el Sendero de las Estaciones invita a descubrir los paisajes vegetales de África, Australia, Asia Oriental, los trópicos e incluso el Mediterráneo. Cabe destacar que los perros tienen el acceso vetado al recinto.

El Victoriahaus

Entre las perlas del Jardín Botánico de Berlín figura el centenario invernadero Viktoriahaus. Esta romántica construcción recibe su nombre del nenúfar gigante Victoria, que cohabita en este pabellón acristalado con plantas de pantano y acuáticas de los trópicos.
No obstante, en estos momentos el invernadero se encuentra cerrado al público debido a trabajos de saneamiento. Reabrirá sus puertas al público el próximo verano con una gran exposición titulada «Gabinete Victoria: 166 años en 100 imágenes», que podrá visitarse del 16 de junio al 25 de agosto.

El Museo Botánico

Información destacada: el museo permanecerá cerrado hasta 2023. Se está rediseñando y reconstruyendo por completo.

El Jardín Botánico de Berlín también cuenta con el único museo puramente botánico de Europa central. En él se expone desde 1906 la colección del Herbario Real, que nunca ha dejado de ampliarse. Mediante diversos modelos se muestra al visitante el aspecto a escala que tienen las floraciones más diminutas. Y en una caja de mudanzas se ha emplazado un bosque entero. O si lo prefiere, podrá estudiar los adornos vegetales que se instalaban en las tumbas de los faraones egipcios.

Mercado de plantas vivas y Noches Tropicales: eventos en el Jardín Botánico de Berlín

Cuando el frío de enero atenaza Berlín, el Jardín Botánico invita a visitar sus Noches Tropicales. Con un cóctel en una mano y música en los oídos, el visitante olvida durante un rato bajo las palmeras el invierno europeo. La música y los mercados garantizan una instructiva diversión durante todo el año: los conciertos de verano, las Noches Botánicas, el mercado de plantas vivas de Berlín o la exposición de orquídeas son los eventos preferidos de los visitantes.

Además, en el Jardín Botánico de Berlín también se organizan unas visitas de lo más especial que nadie debería perderse: el Grüner Grusel (Horror verde) o el Durch die Blume gesagt (Se lo dijo con flores) son visitas guiadas temáticas en las que siempre hay algo nuevo que aprender.

El Jardín Botánico de Berlín es completamente accesible

El Jardín y el Museo Botánicos cuentan con baños y ascensores accesibles para sillas de ruedas. Además, especialmente para las personas invidentes se han destinado 3000 m2 al Jardín de las Fragancias y el Tacto, en el que huele a romero, cebollino y eucalipto azul. ¡No dejen de tocarlo todo!

Información para clases de escolares

Para las clases escolares, la entrada diaria al Jardín y el Museo Botánicos cuesta 1 euro por alumno. Si solo se visita el Museo Botánico, la entrada se reduce incluso a tan solo 50 céntimos por alumno. Los cuidadores de los alumnos (2 personas máx.) no pagan entrada. Además, para clases de escolares, la escuela botánica organiza visitas guiadas sobre los temas botánica, educación ambiental y sostenibilidad.

El pueblo de Dahlem

Domaene-Dahlem-aussen
Domäne Dahlem K. Wendlandt

¿Todavía no ha visto suficientes plantas? 

En ese caso, justo al lado del Jardín Botánico de Berlín, en la Altensteinstraße, se encuentra la Königliche Gartenakademie (Real Academia de Jardinería), una escuela de jardinería con una acogedora cafetería en el invernadero. Igual de acogedora como el centro de ese barrio de la ciudad: Dahlem-Dorf. ¡No se prive de un buen paseo por este lugar! En la Königin-Luise-Straße el bullicio de la gran ciudad desaparece por completo, mientras que los universitarios de la FU Berlin se sientan a la sombra del Biergarten Luise a hablar de sus clases.

Aunque el ambiente también puede animarse bastante, sobre todo durante las fiestas caballerescas Domäne Dahlem o el mercadillo de Navidad. Este antiguo señorío es hoy en día un museo al aire libre sobre la historia de la agricultura y cuenta con una tienda dedicada (Hofladen). Y no muy lejos queda el complejo museístico de Dahlem.

Más sobre los barrios de Berlín en nuestra app Berlin-App Going Local

 

Horario de apertura (información adicional)

Museo e invernaderos:    
Lun - Dom 9:00 - 19:00
Jardín:    
Lun-Dom 9:00 - 20:00
Cerrado el 24.12.