Pasar al contenido principal

Ala Nueva (Palacio de Charlottenburg)

Un sueño en blanco y dorado

Salones de banquetes adornados con todo lujo de detalles y cuadros de los más grandes maestros: toda la magia del rococó en el Ala Nueva del Palacio de Charlottenburg.

Delicados colores pastel, querubines dorados y creaciones juguetonas de un tiempo alegre decoran los magníficos salones. El Salón Blanco y la brillante Galería Dorada en el Ala Nueva del Castillo de Charlottenburg se encuentran entre las mejores creaciones rococó en Europa. Es algo que debe ver con sus propios ojos.

El castillo como residencia de verano

Federico el Grande mandó construir el Ala Nueva tras su llegada al poder, para ampliar el Antiguo Palacio de Charlottenburg. Esto se tradujo en dos grandes salones de banquetes y dos estancias separadas con una de las mayores colecciones de pintura francesa del siglo XVIII fuera de Francia. Sin embargo, el castillo parecía no satisfacer sus deseos. Federico mandó ampliar su residencia de verano Sanssouci en Potsdam, donde reinaba, mantenía conversaciones con Voltaire y daba rienda suelta a su pasión por la flauta.
Más tarde, el sobrino y sucesor de Federico el Grande, el rey Federico Guillermo II, creó su residencia de verano en el Ala Nueva, del estilo moderno chino de la época, y también tenía una residencia de invierno. De 1788 a 1791, Karl Gotthard Langhans, el arquitecto más importante de Berlín de su tiempo, se encargó de finalizar por completo el conjunto del castillo con la construcción de un teatro independiente.
El rey Federico Guillermo III también utilizó el Ala Nueva como su residencia de verano preferida de la mano de su conocida esposa Luise. El elegante dormitorio es un exquisito ejemplo del mobiliario de Prusia, y fue diseñado en 1810 por Karl Friedrich Schinkel.

La Galería Dorada y el Salón Blanco

El nombre ya dice mucho: la Galería Dorada es un exuberante salón de banquetes decorado con oro, uno de los salones rococó más bonitos de Europa. Las paredes y los techos de color pastel están decorados con adornos de oro y alegres querubines. Lo que más llama la atención del Salón Blanco es el fresco del techo de Antoine Presne, con motivos mitológicos en colores pastel.

La colección de pinturas del Ala Nueva

En la actualidad, la residencia de Federico Guillermo III se ha convertido en un museo con obras rococó de gran distinción. Alberga la mayor colección de pinturas de Antoine Watteau, que enamoró a sus contemporáneos con sus obras pastoriles y festejos galantes en los paisajes de Arcadia. Las pinturas más conocidas son la Peregrinación a la isla de Citera y La muestra de Gersaint.
En el vestíbulo del Ala Nueva, las esculturas clasicistas-románticas muestran el florecer de la escultura en Berlín en el siglo XX.

Museen in der Nähe von Schloss Charlottenburg

Horario de apertura (información adicional)