Pasar al contenido principal
Künstlicher Wasserfall im Viktoriapark Kreuzberg
Viktoriapark mit Wasserfall © visumate, Foto: Sylvia matzkowiak

We keep you informed during the Corona crises:

 

About the current situation in Berlin

 

Guidelines in view of the corona epidemic in Germany

 

On our emergency page you will find all important information and updates on the current situation in Berlin. We have compiled the addresses and telephone numbers of embassies, consulates, train stations, airports and hospitals for you.

EMERGENCY SITE

Our Service Center can provide you with more information

+49 (0) 30 25 00 25

Viktoriapark

Una cascada artificial y un monumento histórico

A los pies del monumento histórico nace una notable cascada –decorada de manera artística--, que se precipita a los pies de la montaña en la desembocadura de la Großbeerenstraße en la Kreuzbergstraße. Coloquialmente el parque se conoce simplemente como Kreuzberg. La historia del Viktoriapark se remonta al año 1821. Karl Friedrich Schinkel erigía en la colina hasta llamada “Tempelhofer Berg” o “Runder Weinberg” un monumento nacional para conmemorar las batallas de la guerra de independencia. A los pies del monumento se creó un sencillo parque. La cascada de 24 metros de altura, situada en el eje de Großbeerenstraß, es una réplica en miniatura de la catarata Wodospad Podgórnej, que ahora pertenece a Polonia, que antiguamente era un destino turístico popular para los berlineses acomodados. Basándose en estudios geológicos, la formación de la roca se produjo de una manera muy natural. Debido a que en Kreuzberg no hay ningún manantial de agua natural, el agua se pompea de las montañas para alimentar la cascada. La circulación del agua es actualmente de 13.000 litros por minuto. En verano se suele visitar el parque cuando cae la tarde para observar la puesta de sol y, quizás, beber una botella de vino extraído de las uvas que crecen aquí, en la pendiente. Las cepas del vino Kreuz-Neroberger de Kreuzberg se remontan al año 1968, cuando la ciudad de Wiesbaden regaló al distrito de Kreuzberg las primeras cepas de vino blanco. Y así, desde entonces, crece con prosperidad este vino de Kreuzberg en el parque Viktoriapark. Anualmente se obtienen 200 botellas de este vino. Sin embargo, oficialmente, el vino no está a la venta, sino que la representación del distrito lo emplea como regalo representativo. Igualmente, los aficionados al vino podrán obtener una botella por un donativo de 10 €.