Pasar al contenido principal
Foto: Finowkanal im Biosphärenreservat Schorfheide-Chorin
Finowkanal im Biosphärenreservat Schorfheide-Chorin © TMB/Wolfgang Korall

We keep you informed during the Corona crises:

 

About the current situation in Berlin

 

Guidelines in view of the corona epidemic in Germany

 

On our emergency page you will find all important information and updates on the current situation in Berlin. We have compiled the addresses and telephone numbers of embassies, consulates, train stations, airports and hospitals for you.

EMERGENCY SITE

Our Service Center can provide you with more information

+49 (0) 30 25 00 25

Reserva de la biosfera de Schorfheide-Chorin

La belleza de la Edad de hielo

Schorfheide, con una superficie equivalente a más de 90.000 campos de fútbol, es una de las zonas forestales privadas más grandes de Alemania. Cientos de kilómetros cuadrados de bosque, de los cuales muchos son Patrimonio Mundial de la UNESCO, invitan a practicar senderismo y a relajarse. Schorfheide se encuentra en el noroeste de Berlín. Aquí se alternan bosques profundos y grandes paisajes abiertos, profundos valles e imponentes cordilleras. Su aspecto actual se debe a esta zona tranquila y poco poblada de la última Edad de hielo, que finalizó hace 15.000 años y que arrastró enormes masas de hielo a estas tierras. Pero el paisaje también está caracterizado por siglos de uso y cultivos de las personas. Una gran variedad de especies animales y vegetales viven aquí.

Naturaleza, cultura, UNESCO

El bosque de hayas de Grumsin es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 2011, gracias a sus numerosos pantanos y masas de agua y a sus evocadores bosques. En la RDA fue un coto de caza del estado y, por lo tanto, solo unas pocas personas podían acceder y hacer uso de él. Hasta el momento se han descubierto en Grumsin especies desconocidas de mosquitos. La aplicación Weltnaturerbe Buchenwälder (Bosques de hayas Patrimonio de la Humanidad), disponible en alemán e inglés, invita a amantes de la naturaleza de todas partes del mundo a explorar los antiguos bosques de hayas de Alemania a través de recorridos llenos de vida.

Abadía de Chorin

La fascinante arquitectura del conjunto de la abadía y la belleza del paisaje que la rodea hacen que la antigua abadía cisterciense de Chorin, situada en medio de la reserva de la biosfera de Schorfheide-Chorin, sea una de las atracciones más populares de Brandeburgo. Karl Friedrich Schinkel y las corrientes románticas en el siglo XIX fueron determinantes para la preservación del conjunto medieval de ladrillo. La abadía atrajo a pintores y otros artistas de Berlín y Potsdam y a principios del siglo XX el turismo incrementó de forma notable. Hoy en día, los visitantes de la Abadía de Chorin pueden descubrir, a través de las visitas guiadas y las exposiciones, datos interesantes acerca de los materiales de construcción, la arquitectura y la historia del monumento histórico, así como de la vida y el trabajo de los monjes.

Deporte y descanso

En medio de la reserva de la biosfera se encuentra el lago Werbellin. Tiene una longitud aproximada de 10 km y su punto más profundo es de casi 60 m. El lago es muy popular entre los buzos, gracias a la buena visibilidad y los incontables naufragios que se produjeron. En particular, son de gran interés las “barcas de café” hundidas a mediados del siglo XIX. Se construyeron para suministrar materiales de construcción a la metrópolis de Berlín, que en aquellos momentos estaba creciendo de forma vertiginosa. A menudo se sobrecargaban y acababan por hundirse por el frío viento, si la tripulación no lograba lanzar la carga al mar a tiempo. Otro sitio de buceo fascinante en el lago Werbellin es una pared glacial, que se sumerge abruptamente 15 m bajo el agua.

Más sugerencias en la zona

  • “Alte Klosterschänke Chorin”, el restaurante más antiguo de Chorin en un granero de madera restaurado a modo de monumento
  • Ecoaldea Brodowin
  • Restaurante Gut Sarnow
  • Biorama en Joachimsthal
  • Elevador de barcos Niederfinow
  • Jardín familiar Eberswalde
  • Museo de la navegación Oderberg
  • Museo de la aviación Finowfurt
  • Bosque-jardín botánico Eberswalde

Quien todavía tenga fuerzas y ganas, puede caminar más hacia el sur de la reserva de la biosfera Schorfheide-Chorin, hacia la Reserva Natural Barnim, que incluso se extiende parcialmente a la zona metropolitana de Berlín.