Pasar al contenido principal
Altes Museum
Lustgarten an der Museumsinsel © visitBerlin, Foto: Pierre Adenis

Lustgarten

Donde antaño crecían las hierbas de un príncipe elector y se plantaron las primeras patatas

En 1573 el príncipe elector Juan Jorge hizo drenar una ciénaga cerca del castillo para plantar frutas y hierbas. También se plantaron las primeras "Tartufeln" (patatas) en el Lustgarten. En el siglo XVII el Gran Príncipe Elector transformó el jardín en su propio "jardín del placer". Con Federico Guillermo I se retiró el césped, se llenó de arena y se utilizó como campo de instrucción. A finales del siglo XVIII, Federico Guillermo II mandó que se volviera a ajardinar. Tras la edificación del museo construido por Karl Friedrich Schinkel (hoy Museo Antiguo, Altes Museum), el mismo Schinkel y Peter Joseph Lenné reformaron también el Lustgarten, tanto arquitectónica como paisajísticamente. En el s. XX se transformó en lugar para asambleas políticas. Los nacionalsocialistas lo allanaron y pavimentaron para utilizarlo para desfiles masivos y manifestaciones. Hoy el césped vuelve a invitar a tomar el sol. La mayor atracción del Lustgarten era y sigue siendo el cuenco de granito. Fue considerado una maravilla del mundo en la época de Biedermeier y era uno de los atractivos para los visitantes en el Berlín imperial del s. XIX. Pesa 70 toneladas y se trajo a Berlín en un bote por el río Spree, en 1828. En su inauguración, en 1834, se preparó un desayuno especial: cerca de 40 personas sentadas en el cuenco. Debido a su tamaño se le conoce cariñosamente como la "sopera berlinesa"“.

Certificado de accesibilidad para usted (informes sólo disponibles en alemán)