Pasar al contenido principal

La Iglesia Parroquial

La iglesia más antigua del término municipal reformado de Berlín

La Iglesia Parroquial es la primera iglesia que se construyó en Berlín para una comunidad protestante. Tiene un carillón con 52 campanas.

La piedra de base para la Iglesia Parroquial, la primera iglesia construida en Berlín para una comunidad protestante, se colocó en el año 1695, no muy lejos del histórico muro de la ciudad del siglo XX. Varios arquitectos participaron en el diseño hasta su consagración en el año 1703. Johann Arnold Nering planificó la iglesia y, tras su muerte, Martin Gründbaum modificó algunas partes del edificio. Andreas Schlüter, Jean de Bodt y Philipp Gerlach también dejaron su huella. El resultado fue una sobria obra barroca muy enlucida con influencias holandesas e italianas. Está compuesta por un presbiterio con cuatro conchas dispuestas en forma de cruz, ventanas de arco aligeradas y un gran portal de entrada, flanqueado a la izquierda y a la derecha por una columna de pilastra. En el siglo XVIII se finalizó la construcción del campanario y se decoró la torre con leones de piedra y el extremo de la cubierta de la torre con un sol de oro.

El carillón

La melodía del carillón ganó una gran popularidad porque sonaba cada hora y acababa con el rugido de un león. Por desgracia, los leones, el sol de oro y el carillón fueron víctimas en mayo de 1944 de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, y el interior quedó reducido a cenizas. Las paredes se dejaron desnudas intencionalmente para servir como recordatorio de la devastación de la guerra, así como la cruz de hierro de Fritz Kühn, hecha con piezas de chatarra de la iglesia. En verano de 2016, después de 72 años, se recreó la cubierta del campanario con el sol de oro, y desde el 23 de octubre de 2016 también se vuelve a oír el carillón con 52 campanas a 65 m de altura en el campanario de la Iglesia Parroquial.