Pasar al contenido principal
© Chaussee 36, Foto: Caroline Rose

Chaussee 36

Zona de encuentro artístico con el encanto de Prusia

Construida en 1886, esta antigua residencia oficial prusiana volvió a sus herederos originales después de la caída del Muro de Berlín, que la vendieron a los actuales propietarios.
El edificio fue cuidadosamente restaurado pieza por pieza. La antigua arquitectura intacta se combina con un diseño moderno para crear espacios que recuerdan a los tiempos de esplendor y riqueza del pasado.

Salón 36

Como parte de la gran reconstrucción de los pisos y áreas de la residencia, Salón 36 se ha convertido en un espacio para ocasiones especiales. El salón se puede alquilar para celebraciones como cenas de gala, lecturas y exposiciones. Con una superficie total de 250 m², el espacio incluye habitaciones separadas para caterings y zonas de oficinas y almacenamiento, donde los organizadores pueden retirarse a trabajar.

Residencia 36

Los visitantes de Berlín tienen la posibilidad de alquilar las elegantes habitaciones para estancias cortas o a medio plazo. La tecnología moderna está integrada de forma inteligente en los edificios históricos. Gracias a las enormes ventanas y los altos techos, las habitaciones son luminosas y acogedoras.

Galería 36

La galería ofrece un enorme espacio para exposiciones de todo tipo. Artistas nacionales e internacionales exponen en ella sus obras. La mayoría son fotógrafos que presentan sus fotografías de Berlín y los alrededores. En la página web de Chaussee 36 podrá encontrar las fechas de las exposiciones actuales en "Galerie 36".

Estudio 36  

La zona de eventos el Estudio 36. Las paredes de ladrillo desnudas confieren al conjunto un encanto rústico. El estudio es perfecto para realizar sesiones fotográficas únicas o como lugar de rodaje polivalente, gracias a su aspecto inacabado que permite adaptarlo. La iluminación del espacio también es óptima para proyectos cinematográficos o fotográficos gracias a las grandes ventanas que permiten la entrada de la luz.
Vale la penar visitar Chaussee 36, sea cual sea la ocasión. Tanto si viene para un evento musical o una exposición, esta residencia oficial histórica le cautivará nada más entrar.