Pasar al contenido principal
Berliner estación central
Berliner estación central © visitBerlin, Foto: Pierre Adenis

Berlin Hauptbahnhof (Estación central de trenes de Berlín)

La catedral de las comunicaciones

La estación central de Berlín es el eje central de comunicaciones para el tráfico ferroviario de la capital. Los trenes regionales y de larga distancia se unen aquí con el transporte de cercanías berlinés del S-Bahn y metro, así como con la red de tranvías y autobuses. Las líneas S5, S7 y S75 del S-Bahn se dirigen a la estación central desde el este y oeste. La línea U55 del metro conecta la estación central con el distrito gubernamental y conduce directamente a la Puerta de Brandemburgo.

Distrito gubernamental y Reichstag: monumentos turísticos alrededor de la estación central

Quien no quiere viajar en la U55, la línea de metro más corta de Berlín, puede llegar a muchos monumentos de la capital en pocos minutos a pie. Para pasar del distrito gubernamental al Reichstag con su cúpula de cristal, sólo hay que cruzar el río Spree. Incluso para llegar hasta la Casa de las culturas del mundo sólo tienes que seguir el camino de la orilla. Importantes museos te están esperando al norte de la Estación central, como el Hamburger Bahnhof con el arte contemporáneo o el Museo de Historia Natural (Naturkundemuseum) con sus esqueletos únicos de dinosaurios.

De compras en la Estación central de Berlín

Numerosas tiendas en diversas plantas del vestíbulo de la estación te invitan a ir de comprar antes y después del viaje. Quien necesita rápidamente unas flores, un café o un periódico, los encontrará sin lugar a dudas. Aquí se hallan algunas marcas de moda, oficinas de alquiler de coches o tiendas de merchandising. A la llegada, los visitantes de Berlín pueden contactar directamente con la oficina de turismo, Berlin Tourist Info. Aquí recibirán consejos y recomendaciones en su idioma para su visita por la ciudad.

La arquitectura

La estación central de Berlín (Hauptbahnhof) es uno de los proyectos arquitectónicos más impresionantes de la capital. Tras 11 años de trabajos, la antigua estación Lehrter se reabrió el 28 de mayo de 2006 como la estación de cruce de caminos más grande y moderna de Europa. Hay dos plantas principales para el tráfico ferroviario y otras tres de conexiones y tiendas. Sin embargo, el concepto de "catedral de las comunicaciones" que buscaba el arquitecto Meinhard von Gerkan no se ha podido llevar completamente a cabo. Así, por ejemplo, la construcción de una cúpula tuvo que reducirse a un tejado plano, y el techo de cristal tuvo que acortarse considerablemente en la zona de carriles superior. Pese a todo esto, la estación es extensa, con detalles de filigrana y llena de luz. El vestíbulo acristalado de 321 metros para trenes en dirección este-oeste se cruza con un vestíbulo de 160 metros de largo y 40 metros de ancho para trenes en dirección norte-sur. Un sofisticado sistema de grandes aperturas en el techo de todos los pisos deja que atraviese la luz del sol hasta los andenes más bajos. La arquitectura subraya el carácter de la estación como cruce de caminos. Para los arquitectos hamburgueses de la empresa Gerkan, Marg & Partner, el significado de la nueva estación central berlinesa como interfaz para una Europa en crecimiento, fue un factor determinante de su proyecto.

Aquí encontrará más información