Pasar al contenido principal
Industriekultur Klinkerbau der AEG Humboldthain
Technologie-Park Humboldthain, ehemaliges AEG Gelände © Foto: Mischa Heuer

AEG am Humboldthain

Electrópolis Berlín

Berlín como electrópolis

La ingeniería mecánica y la industria eléctrica han sido claves para el desarrollo industrial de Berlín. A partir de 1890, las empresas de la industria eléctrica hicieron que Berlín se convirtiera en una metrópolis industrial, ¡la Electrópolis! No cabe duda de que el rápido aumento de la industria eléctrica fue principalmente gracias a la compañía eléctrica AEG. La compañía empezó a construir en 1895 un complejo industrial de grandes magnitudes para los estándares de la época en la enorme zona de Brunnenstraße: las fábricas de AEG am Humboldthain. Las plantas fabricaban máquinas y motores eléctricos, material ferroviario, dispositivos electrónicos y materiales de instalación, así como todo tipo de artículos electrónicos para el hogar.

El primer "metro" de Berlín

Para conectar la zona de Humboldthain con la fábrica de AEG en Ackerstraße, se construyó entre 1895 y 1897 un túnel de unos 300 metros de largo bajo el suelo. Por él pasaban vagones eléctricos que transportaban a trabajadores y material entre ambos sitios. Por lo que, estrictamente, se trata del primer "metro" de Alemania, aunque no fuera público. Pero menos de 10 años después, los berlineses ya podían ir en metro. En la zona de Kreuzberg pasaba por encima de la tierra, sobre pilotes de hierro.

AEG am Humboldthain

Los primeros edificios de la empresa AEG en Humboldthain se construyeron a finales del siglo XX, pero solo se conserva la estructura conocida como Beamtentor (puerta de los empleados), diseñada por el arquitecto Franz Schwechten en 1896. Los otros edificios industriales que aún se conservan en su mayor parte son diseños de a partir del año 1910 del arquitecto Peter Behrens. Reflejan los cambios fundamentales en la arquitectura industrial y son de gran importancia arquitectónica para el siglo XX: Behrens desarrolló un estilo monumental con formas duras, claras y ordenadas sin decoraciones. Además del ladrillo rojo, utilizó ladrillos azulados brillantes con óxido de hierro para el diseño de la fachada, que a día de hoy hacen que siga destacando de los otros edificios de la zona residencial. Uno de los edificios más impresionantes de la antigua instalación de la compañía AEG es la nave de montaje para máquinas grandes. Construida entre 1911 y 1912 siguiendo los planos de Peter Behrens, es una de las naves industriales más grandes de Berlín.

De recinto de la AEG a parque tecnológico y de innovación
Hasta 1983 se fabricaron dispositivos electrónicos en las fábricas de Brunnenstraße. Después de que el edificio fuera abandonado, los edificios de la zona este fueron derribados. Actualmente, institutos de la Universidad Técnica de Berlín, empresas comerciales y compañías de medios utilizan las fábricas restantes en el Parque Tecnológico y de Innovación de Berlín (TIP, por sus siglas en alemán) y las instalaciones están declaradas monumento nacional.