Pasar al contenido principal
Fachada lateral de la Kunsthaus Dahlem
Fachada lateral de la Kunsthaus Dahlem © Kunsthaus Dahlem, Foto: Jürgen Pleuser

Kunsthaus Dahlem

Modernismo de la posguerra en el antiguo Atelier Arno Breker

Durante la época nazi, era el taller nacional de Arno Breker, hoy un espacio de exhibición para el modernismo de la posguerra. Breker construyó esculturas para Germania, el proyecto de Hitler. Después de la guerra, entra el escultor Bernhard Heiliger, seguido por otros artistas. Desde 2015, podéis echar un vistazo a las esculturas de Heiliger en el jardín escultórico del museo. Desde entonces, el taller ha sido también un espacio de exposición para las esculturas de la posguerra del Este y Oeste.

De taller nazi a museo de arte modernista de la posguerra

El actual Kunsthaus se construyó entre 1939 y 1942 como taller nacional del escultor Arno Breker, basado en los diseños del arquitecto Hans Freese. Es un regalo de Hitler al escultor a quien tanto apreció. En la era nazi, Arno Breker fue uno de los artistas plásticos más activos del Tercer Reich y ha estado produciendo esculturas para los edificios monumentales de Albert Speer desde 1937. Breker rara vez usaba el taller debido a la guerra. Hoy en día, es el único taller nacional nazi accesible al público que se ha conservado como monumento histórico.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, el edificio del taller fue utilizado por primera vez por la División de Control de Información de los Estados Unidos. Desde 1949 hasta su muerte en 1995, el escultor Bernhard Heiliger vivió y trabajó en el ala este del edificio. En el jardín escultórico cercano se exponen 20 obras de Heiliger. Sus obras se encuentran ahora también frente a la Filarmónica de Berlín, la Biblioteca Nacional y la Colección Würth.

Otros artistas famosos como Emilio Vedova, Wolf Vostell o el arquitecto Werner Düttmann trabajan en este hermoso conjunto situado en el Grunewald. Desde hace muchos años, el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) y el Senado Cultural de Berlín conceden estudios a artistas de todo el mundo.

Modernismo de la posguerra en el Kunsthaus

En 2015, el Kunsthaus Dahlem se inaugurará como centro de exposiciones para el arte modernista alemán de la posguerra en Alemania del Este y Oeste. En el actual Kunsthaus Dahlem puede admirar sobre todo esculturas, pero también pintura y fotografía. Se centra en los años 1945 a 1961. Klaus Wowereit, exalcalde de Berlín, también hizo campaña para una renovación acorde con las exigencias de los monumentos históricos. El taller principal de 300 metros cuadrados impresiona por su elegancia atemporal y sus ventanas altas. Sus nueve metros desde el suelo hasta el techo permiten que entre mucha luz en el sencillo recinto. Una escalera de caracol conduce a la galería para la presentación de formatos más pequeños. Las grandes esculturas de la sala principal se complementan con fotografías o pinturas en las paredes encaladas. En la principal exposición modernista de posguerra plurianual se exhiben más de 70 obras de casi 20 artistas escultóricos, pictóricos, gráficos y fotográficos, entre ellos Ruthild Hahne, Karl Hartung, Bernhard Heiliger, Jeanne Mammen, Louise Stomps y Hans Uhlmann.

Al mismo tiempo, se organizan con regularidad exposiciones especiales.

Qué tiene el Kunsthaus Dahlem:

  • Jardín escultórico con más de 20 esculturas de Bernhard Heiliger
  • Esculturas del modernismo de la posguerra de 20 artistas importantes
  • Talleres para grupos escolares y otros eventos
  • Edificio catalogado de la época nazi, diseñado por Hans Freese
  • Información sobre la historia del recinto

Arte en Grunewald: Brücke y Max Liebermann

Justo enfrente del Kunsthaus Dahlem se encuentra el Museo Brücke. Desde los años sesenta, se exponen aquí las obras del grupo de artistas Brücke. No puede perderse las obras maestras expresionistas de Karl Schmidt-Rottluff, Emil Nolde, Ernst Ludwig Kirchner y Max Pechstein. La residencia de verano de la familia Liebermann se encuentra también en el suroeste, directamente en Wannsee. Hacia 1909 el artista construyó su refugio junto al agua. Aquí se producen más de 200 obras. Reconstruida como monumento histórico, la obra de Liebermann se puede admirar hoy aquí en su lugar de origen.

Nuestros consejos para su visita al Kunsthaus Dahlem

La forma más fácil de llegar a Dahlem-Dorf es coger la línea 3 del metro (U-Bahn). Desde allí coja la línea 115 de autobús hasta la Finkestraße. El Kunsthaus Dahlem está a unos cinco minutos andando. Las entradas son más baratas en combinación con el Museo Brücke vecino. Las visitas guiadas son posibles con cita previa y limitadas a 30 personas. Entrada gratuita para niños y jóvenes. Los martes el museo está cerrado.

Horarios de apertura

Lunes 11:00 – 17:00
Miércoles 11:00 – 17:00
Jueves 11:00 – 17:00
Sábado 11:00 – 17:00
Domingo 11:00 – 17:00