Pasar al contenido principal
Familia de excursión por el Havelradweg
Familia de excursión por el Havelradweg © visitBerlin, Foto: Dagmar Schwelle

Ruta en bicicleta RR3 “Spandau”

En la explanada del Palacio de Charlottenburg comienza la ruta en bicicleta Spandau. Se deja atrás la residencia de verano de Sofía Carlota y llegamos a la antigua colonia de villas Westend. En el siglo XIX se encontraba aquí la periferia de Charlottenburg: ante las puertas de la ciudad se diseñaron aquí villas para los berlineses acomodados según el modelo londinense. Hoy Westend sigue siendo uno de los barrios berlineses más elegantes. Apenas se atraviesa Westend, se llega a una enorme plaza delante de una de las construcciones más impresionantes: el Estadio Olímpico. Esta monumental construcción, realizada por los nacionalsocialistas para las olimpiadas de verano de 1936, se utiliza hoy, tras una profunda reforma, como sede del club de fútbol Hertha BSC. Rodeamos el Estadio por el norte, a través del barrio Ruhleben, situado en un pequeño valle enmarcado por una morena terminal de la época glacial. En Ruhleben, además, se puede hacer una pequeña merienda con Kötbullar (albóndigas suecas) y perritos calientes en el restaurante de IKEA. Detrás de la tienda sueca se encuentra, muy escondido, el "Tiefwerder”, un pequeño pueblo isleño enmarcado entre el río Havel y un antiguo meandro, que los lugarenos llaman cariñosamente "la pequeña Venecia". El siguiente punto digno de mención es el centro histórico de Spandau. En la confluencia del Spree y el Havel, Spandau se fundó en 1289. Merece la pena ver no solo las callejuelas del casco histórico, bien conservadas, sino también la ciudadela de Spandau, una fortaleza renacentista situada en una isla del Havel, digna de dar un rodeo. Desde el centro histórico de Spandau se continúa pedaleando tranquilamente por las numerosas zonas verdes del barrio de Staaken hasta el suburbio de Falkensee. Desde ahí, el cercanías lleva a los ciclistas más agotados de vuelta a Berlín.