Techno y electro

Techno y electro

Desde el legendario club "Tresor" hasta la que en este momento es la mejor discoteca del mundo: "Berghain". Las primeras fiestas comenzaron en los noventa y se hacían en sótanos abandonados o en fábricas vacías. Desde entonces, Berlín ha desarrollado un auténtico ambiente de marcha que no puede compararse a ningún otro lugar del mundo. No hay ninguna gran ciudad que cuente con tantas discotecas de tecno y música electrónica como Berlín. Cada fin de semana, los "tecnoturistas" vienen hasta el Spree desde todas partes de Europa para salir de fiesta desde el viernes por la noche hasta el lunes por la mañana. Berlín es la capital mundial de las discotecas.

Anuncio
El Berghain es un club que hace las veces de catedral y pecadero para los más fiesteros en Berlín. Digno sucesor del legendario Ostgut, este club de Friedrichshain es...
Uno de los clubs más jóvenes de la ciudad, que a pesar de las dificultades iniciales pudo abrirse finalmente un año después de lo previsto. Ambiente genial,...
GMF
La fiesta de ambiente es impensable sin GMF. En una atmósfera elegante y con una vista panorámica fantástica, podrá disfrutar de las fiestas gays más de moda, al ritmo...
En esta pequeña discoteca junto al puente Jannowitzbrücke podrá bailar en un ambiente underground más trivial con un ritmo electro berlinés de la mano de DJs locales....
A los berlineses y berlinesas les gusta mucho ir a esta discoteca de Kreuzberg. Horst Krzbg presenta la noche con sorpresas musicales y extraordinarios espectáculos...
- Bailando, más concretamente, en Ritter Butzke, dado que los DJs consiguen hacer bailar a cualquiera en la pista. El espacioso club se encuentra en una antigua nave...
VCF
La discoteca subterránea underground VCF está situada bajo los arcos de las vías del S-Bahn. En las dos pistas de baile se pone, sobre todo, música techno y electro,...

Located directly on the water, this romantic, relaxed and comfortable restaurant is decorated with wooden furniture, old lamps and ornate picture frames. Simply put, Freischwimmer is a cool location in Kreuzberg’s Flutgraben area. The restaurant is in a very old building that was once used for renting and repairing boats. The entrance is directly next to Berlin’s oldest gas station. You can sit outdoors during the summer and indoors during the winter.